banner
Escuchanos en vivo! HQ online

Acto por el aniversario de la jura de la constitución provincial

Por en junio 1, 2018

En horas del mediodía se desarrolló el acto central por la jura de la Constitución provincial, que se dejó fijada como fecha del Día de la Provincia. La ceremonia se hizo en el gimnasio del Colegio Don Bosco.

En el lugar se hicieron presentes autoridades provinciales, municipales, concejales y legisladores, como así también representantes de las Fuerzas de Seguridad, abanderados y público en general.

Lagobernadora Rosana Bertone en su discurso destacó:

Hoy celebramos el Día de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur. Hoy celebramos a nuestra tierra y el orgullo de ser parte de su historia. Fuimos nosotros, todos nosotros, los principales responsables de hacer de Tierra del Fuego una provincia autónoma, soberana y diversa. La autodeterminación y el compromiso fueguino hicieron posible la consolidación provincial y la conquista de nuestros derechos.

Debemos entender, profundamente, la importancia de este día. Hace 27 años, y juntos, logramos tener reconocimiento nacional y una voz propia, que es escuchada y respetada en toda la República Argentina. Nuestras mujeres y nuestros hombres pusieron el cuerpo y el alma para lograrlo. Hoy se ven los resultados de ese esfuerzo compartido.

Aquel 1 de junio de 1991, fue un día conmovedor para quienes lo vivenciaron y también para las nuevas generaciones que sin estar, estuvieron. Ese día, en el Centro Deportivo Municipal de la ciudad de Ushuaia, juraron los convencionales pero también juró el pueblo fueguino. Gracias al gesto de la presidenta de la Asamblea, Elena Rubio de Mingorance, se permitió al pueblo presente y testigo, gritar con orgullo, “Sí, juro”. Un recuerdo inolvidable, que retrata que, lo anhelado por tantos años, se hizo realidad. Una reacción que a todos nos enseña a seguir adelante luchando, por lo que queremos, luchando por lo que nos merecemos.

Pero este hecho histórico no fue sólo para nuestra provincia, lo fue también para todo el país. La Argentina concretaba de forma pacífica la regularización de su territorio más austral. Tener en claro nuestra historia nos hace valorar nuestro presente y proyectar un futuro digno, un futuro próspero, un futuro para todos.

La provincialización de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur reafirma nuestra soberanía territorial, económica y política. Somos nosotros, principalmente nosotros, los responsables de consolidar un modelo de desarrollo sustentable, con inclusión y que reafirme la defensa de nuestro territorio, con paz social y sustentabilidad fiscal.

Lograr la gran unidad geográfica nacional es imprescindible, es necesario, es perentorio. Malvinas debe seguir siendo una política de Estado para nuestro país tal como lo es para nosotros. Este es un tema en el que los fueguinos no tenemos diferencias, lo demostramos ayer. Las Malvinas son argentinas y fueguinas.

Es por eso que si nuestro pueblo ya decidió y esa decisión nos constituyó como provincia, de ninguna manera podrán apartarnos ahora de ese destino manifiesto. Seremos siempre una Provincia Grande.

Por convicción y determinación, prosperó el proyecto de una Provincia Grande y hoy podemos decir con orgullo que, como entonces, vamos a defender nuestra integridad territorial y la del conjunto de la Nación, como lo estipula nuestra Constitución Nacional.

Las Malvinas son Argentinas y fueguinas, constituyen un eslabón fundamental de nuestro destino y nuestra identidad. Nada ni nadie podrá apartarnos de la senda de su reivindicación, del reclamo imprescriptible de soberanía, y de nuestra intención de recuperarlas de una vez y para siempre.

Así asumimos el compromiso de la Declaración de Ushuaia, que fue un avance fundamental y quizá una de las demostraciones más importantes de madurez política de nuestra historia contemporánea.

Desde hace 27 años, el destino de la provincia ya no se discute desde el Estado Nacional sino con el Estado Nacional. La autonomía es eso. Asumir, desde la provincia, las nuevas obligaciones políticas, de índole presupuestaria, de administración de lo público.

Desde ese momento, hasta hoy, los fueguinos nos hacemos responsables de nuestro destino para potenciar nuestra industria, nuestra educación, nuestra salud. Tuvimos y tenemos dificultades, pero también tenemos logros y avances para nuestro pueblo.

Nuestra joven provincia, como el país todo, atraviesa dificultades.
Tenemos la certeza de lo hecho y la responsabilidad por lo que falta. Me preocupa y me ocupa la atención de la salud de nuestra gente. Hemos hecho muchísimo, pero falta mucho más. Aumentamos la cantidad de turnos y ampliamos la infraestructura en Hospitales y Centros de Atención Primaria.

Tengo la obligación, y la asumo como un desafío personal, de avanzar con las mejoras de servicios sanitarios en Río Grande, sé que hay problemas, pero sé que juntos lo vamos a solucionar.

Necesitamos políticas integrales que protejan la industria nacional, el empleo y a los trabajadores. Todos debemos reconocer la realidad de la Argentina, poner el hombro y tratar de entender la realidad en la que vivimos. Priorizamos el diálogo con todos los sectores y no creemos en profecías autocumplidas, Gobernamos con un plan, con propuestas sostenibles en el tiempo y beneficiosas para nuestra gente. No considero esto una opción si no una obligación ineludible.
Celebrar este día es celebrar el carácter de provincia pero no el nacimiento del pueblo. Desde los tiempos de Karukinka, hemos descubierto los misterios de esta tierra. Somos una provincia diferente al resto pero al mismo tiempo tenemos un poquito de la historia de todas las provincias. Esa diversidad es maravillosa. Se siente, se palpa, se vivencia y nos enriquece.

“Soy fueguino y aquí, me propongo dejar
las huellas de mis pasos que perdurarán.
Y mis hijos también, se habrán de quedar,
luchando por la tierra del Karukinca”

Traigo hasta ustedes este fragmento del gran cantante fueguino Walter Buscemi porque sueño con una Tierra del Fuego donde las distinciones entre nacidos y criados, los venidos y quedados y aquellos que por cuestiones de trabajo llegaron a la fuerza, no sirvan para dividirnos. Todo lo contrario, sirvan para unirnos.

Todos somos fueguinos. Reconocernos en esta diversidad que nos une, nos potencia para que la provincia crezca, se desarrolle, y se haga realidad lo que tantos vinieron a buscar.

Se conoce a Tierra del Fuego como el fin del mundo. Y el fin del mundo, es nuestra casa. Es el lugar que elegimos, es el lugar que amamos. Y desde esta gestión, con el compromiso que asumimos en el año 2015, con el esfuerzo de estos dos años de trabajo compartido y con todo lo que aún nos queda por hacer, trabajemos juntos para que el destino de Tierra del Fuego sea el de una tierra de unión, una tierra de esperanza, una tierra que haga la felicidad de su pueblo.
Feliz cumpleaños a todos. Festejamos en la casa que es de todos: en la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.

Gracias por compartir!

Qué piensas? Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.